¿Puedo hablar con las empresas sobre el uso que hacen de mis datos?

¡Por supuesto! El RGPD exige que las empresas y organizaciones atiendan las preguntas sobre tus datos personales. Esto incluye, en primer lugar, informar sobre si se procesa o no información y, en caso afirmativo, con qué fin, durante cuánto tiempo se almacenará y con quién se compartirá. Además, si cambias de opinión sobre lo que has aceptado o el permiso que has dado, las empresas están obligadas no sólo a facilitarte que expreses tus deseos sino, también, a llevarlos a cabo.